NO QUIERO VOLVER A ESCUCHARTE DECIR:

Durante el transcurso de mi vida ha sido recurrente el encontrarme rodeado de personas que anteponen cualquier defecto, debilidad o miedo que tienen antes de intentar revertir dicha situación o estado en el que se encuentran.

El pensamiento derrotista es uno de los principales males que tiene el ser humano, no nos permite ver más allá de lo que el muro que hemos construido en la mente nos deja ver, perdemos la motivación, el objetivo pierde rumbo y nos es complicado encontrar las estrategias necesarias para lograr lo que nos hemos planteado.

En temas de dinero no es una excepción, acorde con la neurociencia 50% del pensamiento que tiene un latinoamericano respecto al dinero es totalmente negativo. Ahora es cuando te puedes explicar porque la mayoría de las personas tiene un pretexto o justificación para su débil situación financiera.

El objetivo que tiene ZION es el de compartir conocimiento que permita a las personas tomar mejores decisiones financieras, en base a la correcta información, hábitos y actitudes.

Me he cansado de escuchar los mismos comentarios cada día por las calles “somos pobres pero honrados”, ”no nos alcanza”, “no tengo dinero”, “se me acabo la quincena”, etc. Anhelo poder encontrarme frente a una nueva generación que ante el obstáculo encuentre su mayor motivador por salir adelante y dejar de lado todo aquello que lo sigue atando para no tener un progreso financiero.

No quiero volver a escucharte decir que es imposible salir de la deuda, que no puedes incrementar tus ingresos, que invertir solo es para millonarios, que prefieres ser no informarte, que es mejor una vida sin lujos y riqueza.

Todos tenemos el principal recurso que el universo nos da que son 24 horas, utilízalo a tu favor e invierte primero en tu desarrollo personal. La gran diferencia entre el hombre rico y el hombre pobre es la forma en la que cada uno utiliza su tiempo, habilidades y destrezas.

No te limites, aprende, lucha, levántate y no pares que la posibilidad de alcanzar tus metas financieras depende exclusivamente de ti.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *