A 3 PASOS DE LA SALUD FINANCIERA

Quizá sientas que tus actividades el día de hoy son suficientes para cumplir tus expectativas de vida, que no necesitas adquirir un seguro y que el hueco en tu cartera no es nada para alarmarse. La gran pregunta es ¿Cuántas veces te has detenido a realizar un análisis y una planeación de tu situación financiera? La salud no es como te sientes, si no la completa ausencia de enfermedad, por eso te presentamos 3 pasos para sanar tus finanzas personales:

PASO 1 “DIAGNÓSTICO”: Realiza un diagnóstico e inicia revisando tus estados de cuenta para conocer exactamente cuánto debes (hipoteca, tarjeta de crédito, préstamos personales, etc.). Posteriormente evalúa que porcentaje de tus ingresos destinarás a saldar totalmente  o mantener a raya cada una de tus deudas.

Para asignar tus ingresos  en busca de unas finanzas sanas, toma en orden de prioridad tus deudas, tus necesidades básicas, el ahorro y la diversión.

PASO 2 TRATAMIENTO: Si ya diagnosticaste de donde proviene la enfermedad que ataca a tus finanzas personales necesitas un tratamiento para erradicarla.  Haga un balance del desempeño de su ingreso ya sea empresario o empleado, el ingreso es el alimento de unas finanzas saludables.

El ahorro, disciplina y constancia son fundamentales para sobreponerse a los caprichos de gastar y mantener un control en los gastos que permita planear y ejecutar el presupuesto mensual. Tome en cuenta la importancia de invertir  un seguro como protección, revisé la cobertura que le ofrecen y adecúelo a su situación particular.

PASO 3 “MANTENIMIENTO”: Para blindarse en contra de cualquier enfermedad financiera aplique como vacuna el crear un fondo de emergencia que cubra sus necesidades básicas de 3 a 6 meses y/o que cubra las primas de seguro.

Fije un monto que debe acumular y establezca el monto mensual que destinara a ese fondo de emergencia. El mejor lugar para guardarlo es en una cuenta con rendimientos que mantengan el poder adquisitivo del ahorro y permita un acceso al dinero sin penalizaciones.

No descuide su futuro y comience a asegurar su nivel de vida del mañana, analice si la afore o el plan personal de retiro que tiene contratado es el ideal para esa meta que busca.

La salud se alcanza y se conserva con el constante ejercicio, por lo que debe revisar constantemente su estado de cuenta y reajustar su plan de acción. Recuerde que no está solo en Zion estamos para ayudarle a sanar sus finanzas personales.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *